Según datos proporcionados por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), de enero a diciembre de 2017 se registraron 90 mil 186 vehículos asegurados robados en todo el país, 27.2% más delitos que en el mismo periodo de 2016 y la cifra más alta desde 2012.


Ante esta situación, compartimos algunas medidas preventivas para evitar el robo de vehículos particulares:

- Equipa a tu vehículo con un sistema de seguridad como: rastreador GPS, alarmas, cortacorrientes y bastones de seguridad.

- Verifica que tu auto quede debidamente cerrado y con los seguros colocados cuando no esté en uso.

- Estaciona tu auto en calles iluminadas y transitadas, de ser posible. Idealmente, utiliza los estacionamientos particulares a tu alcance.

- Antes de subir y al bajar del auto, cerciórate de que no haya personas sospechosas, escondidas o rondando tu vehículo.

- Circula con seguros puestos y las ventanillas cerradas, sobre todo si no hay pasajeros que las utilicen.

- De noche, de preferencia circula por lugares transitados e iluminados.

- Evita subir a personas desconocidas.

- No dejes las llaves puestas ni el vehículo encendido, aún con valet parking.


Una observación adicional es conservar en un lugar seguro los documentos originales de tu vehículo, como son: factura, tarjeta de circulación, pagos de tenencia y refrendos, entre otros, y mantener solo copia de éstos en tu automóvil.


Recuerda que existen numerosos sistemas y dispositivos antirrobo diseñados para hacer que los vehículos sean más difíciles de robar o más fáciles de rastrear y recuperar. Contacta a nuestros representantes para contar con una asesoría integral para proteger tu vehículo de robos. Te atenderemos con gusto.